Wednesday, April 25, 2012

Gestión del Inventario para Reducir la Financiación


Debido a la situación actual de falta de financiación en algunas empresas, dentro del área de operaciones, una acción que podemos hacer para aliviar esta falta de capital, es la optimización de los inventarios.

Como base podemos tener una estructura de inventario según la siguiente clasificación:
  • Materia prima
  • En curso
  • Producto acabado
Es preferible mantener el inventario como materia prima que como producto acabado, ya que el valor del primero será siempre inferior, al no haber añadido valor al mismo.

El material en curso que tenemos vendrá fijado por el lead-time de nuestro proceso, así como de la carga de trabajo que tengamos en un momento determinado. Debemos reducir al máximo el lead-time, ya que de esta manera entregaremos antes el producto a nuestros clientes y habrá menos stocks intermedios. Del tiempo total del proceso de producción, estaremos más tiempo añadiendo valor al producto; y reduciremos nuestras necesidades de financiación.
Es importante aplicar en todas las áreas de la compañía la filosofía Lean Manufacturing para  reducir al máximo los despilfarros.

El gran volumen del inventario, normalmente en muchas organizaciones suele estar como producto acabado, en ocasiones esto es necesario para poder dar un rápido servicio a los clientes, en cualquier caso se cumple la regla de Pareto, clasificando en ABC el inventario:

A: 80% del valor inventario (20% de los códigos almacenados)
B: 15% del valor inventario (30% de los códigos almacenados)
C: 5% del valor de inventario (50% de los códigos almacenados)

Lo correcto en esta clasificación de inventarios es que los productos A sean de alta rotación, B de media rotación y C de baja rotación. Intentando que estos últimos no tengan sobre stock, ya que seguramente se pueden llegar a convertir en obsoletos.

Los niveles de inventario y de rotación dependerán del tipo de sector de la organización y del proceso productivo propio, pero en cualquier caso, debemos tener unos indicadores con el objetivo de  mejorarlos. Cuanto mayor sea la rotación de nuestros inventarios, menor será nuestra necesidad de financiación.