Friday, September 26, 2014

Técnicas de Gestión del Inventario

Cross-Docking
La manera en la que gestionamos el inventario impacta directamente sobre la cadena de suministro, hasta el punto de poder hacer fracasar al negocio. En su base, la gestión del inventario se refiere al control del flujo de productos y servicios dentro de una organización.

Si el nivel de inventario no es correctamente gestionado, puede ser un gran peso para el cash flow, a la vez que incremente los costes de mantener esos stocks, pérdida de tiempo, así como una ineficiencia en la cadena de suministro y en el ciclo de venta, incluso con falta de servicio a los clientes y pérdida de ventas.

La gestión y optimización del inventario es una parte intrínseca del negocio, en la cual nadie quiere tener un problema, pero que en muchas ocasiones sí los hay, aunque se desconozcan. A continuación presento alguna de las técnicas de gestión del inventario que son empleadas por diferentes organizaciones, y que muchas veces la solución óptima está en el uso de varias de ellas dentro de nuestras organizaciones:

Just In Time

El método Just In Time (JIT) se centra en reducir el volumen de inventario que una organización tiene en proceso. Es considerada una técnica peligrosa ya que que compran los materiales sólo unos días antes de ser necesitados para su distribución, o uso en la línea de producción, por lo que estos llegan justo para su uso. Este método ayuda a las organizaciones a tener los stocks realmente bajos, y elimina situaciones donde materiales se acaban convirtiendo en obsoletos almacenados en la estanterías.

Para poder aplicar este método, antes de implementarlo y de cara a minimizar riesgos, es necesario conocer la demanda de consumo, incluso si esta es estacional, mantener unos buenos canales de transporte y proveedores fiables en el suministro.

Análisis ABC

Basado en el Principio de Pareto (también conocido como la regla del 80-20, nos dice que el 80% del valor de consumo se basa sólo en el 20% de los materiales). El análisis ABC es una técnica muy usada al dividir el stock que tenemos en tres categorías: A, B, y C, basadas en el número de unidades consumidas anualmente, valor de inventario, y coste significativo.

A: Productos con un valor elevado (70% del total) y pequeña cantidad (10%)
B: Productos con valor moderado (20%) y moderados en cantidad (20%)
C: Productos de poco valor (10%) y en gran número (70%)

La cuestión está en gestionar cada grupo separadamente, no todos los grupos necesitan la misma atención y recursos. Un análisis ABC permite la priorización en términos de gestión para diferentes productos en inventario, que es donde ponemos los recursos humanos para trabajar con ellos.

En el caso de productos A, deben ser controlados más detalladamente, ya que su rotación es más frecuente y continua, sin embargo, productos C, requieren una mínima atención, ya que su rotación es menor por tanto se presuponen mínimas diferencias de inventario.

Dropshipping

Con esta técnica de gestión de inventarios se elimina por completo el coste de mantener el inventario. Se basa en el acuerdo con nuestros proveedores, de transferir las órdenes de compra de nuestros clientes, directamente a ellos. Por lo tanto, no es necesario tener productos en stock, por lo que nos beneficiamos del coste de inventario, además de poder tener un ciclo positivo de cash-flow.

Cross-docking

Es una técnica similar al Dropshipping donde la regla está en no necesitar almacenamiento, costes de personal o riesgo relacionados con la manipulación de inventario. La técnica se basa en redistribuir la mercancía entrante en camiones, a otros camiones salientes sin que haya almacenamiento intermedio, o este sea mínimo.

Básicamente, esto significa que movemos los materiales de un medio de transporte a otro con mínimo almacenamiento, o incluso sin el. Son necesarias áreas donde colocar y clasificar los materiales que entran hasta que el envío está completo para su expedición. Igualmente es necesaria una red de transporte considerable para hacer que esta técnica funcione.

Bulk shipments

Este método se basa en que en casi todas las ocasiones es más económico comprar y enviar productos a granel, por lo tanto es necesaria una menor reposición del inventario, con una menor frecuencia. El envío a granel es una de las técnicas predominantes en la gestión del inventario en la industria, puede ser aplicada a productos con una alta demanda de los clientes.

La contrapartida de esta técnica es que es necesario aumentar el dinero inmovilizado, en el inventario almacenado. Esto será compensado por el ahorro en la compra de grandes volúmenes. Es por ello que al aplicar esta técnica no tendremos en cuenta la cantidad óptima de compra.

Back Ordering

Esta técnica es muy parecida a la de Drop Shipping, con la diferencia de que no transfieres las órdenes de compra de los clientes directamente a los proveedores para que ellos las entreguen.

En este caso, las órdenes de compra sí son igualmente transferidas al proveedor, pero la entrega es por parte nuestra. Sí tenemos por tanto un coste por mantener el inventario, pero ya que en cierta manera podemos añadir más valor a la cadena de suministro, el beneficio potencial es mayor.

Consigna

También conocido como VMI (Vendor Managed Inventory), en la cual parte de tu inventario de producto acabado, permanece en los almacenes de tus clientes, legalmente mantienes la propiedad del mismo, hasta el momento en el que es vendido.

Igualmente, tu como cliente puedes mantener en tus instalaciones materia prima de tus proveedores. Ellos mantienen legalmente la propiedad de esos productos, hasta el momento en el que son usados.

La clave de esta técnica, es buscar el punto ganar-ganar de ambas partes cliente-proveedor, por lo que merece una entrada aparte en la que describir mis experiencias con ella.


Cada negocio es diferente, y seguramente la mejor solución es la utilización de un conjunto de estas técnicas.